miércoles, 17 de agosto de 2011

pixelado

Inpec es el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario. 
Nacional, de Colombia.
Tienen uniforme azul pixelado. Igual al del Ejercito Nacional, de Colombia, pero azul. 
"Antes era otro pero lo cambiaron en honor al de un país grande por allá" -dice el dragoneante que conocí hoy.
Los dragoneantes tienen un rombo en el hombro, así se sabe que son dragoneantes. Para el humano corriente, un dragoneante es más que un soldado profesional, menos que un cabo primero, segundo o tercero... Para el humano corriente, un dragoneante es el cargo de un señor que trabaja en una fuerza pública. 

El Inpec "Contribuye al desarrollo y resignificación de las potencialidades de las personas privadas de la libertad, a través de los servicios de tratamiento penitenciario, atención básica y seguridad, fundamentados en el respeto de los derechos humanos". "El INPEC será reconocido por su contribución a la justicia, mediante la prestación de los servicios de seguridad penitenciaria y carcelaria, atención básica, resocialización y rehabilitación de la población reclusa, soportado en una gestión efectiva, innovadora y transparente e integrado por un talento humano competente y comprometido con el país y la sociedad"


Una vez mi mejor amiga me dijo que "la justicia de nuestro país es correctiva, no preventiva"... 
De una vez advierto que este blog no es una crítica al sistema penal Colombiano: siga leyendo tranquilo, o desilusiónese y cierre la ventana. 

Simplemente creo que hoy me pasó algo importante y tuve la oportunidad de reconocerlo mientras lo vivía... 

Hoy supe que mi historia se estaba escribiendo mientras el guionista presionaba las teclas: así que hice lo mío-> (no actué marionetada, mas bien improvisé dentro de la escena ya escrita: creo que de eso se trata un poco)

Hoy llegó Pepito. Pepo, porque es más serio el asunto. 
Pepo estuvo aquí hace 4 meses, vino diciendo que quería dejar unas cadenas pesadas que lo tenían amarrado. Vino acompañado, lo trajo la mamá y la hermana. Tenían todos un acento particular. Pepo era bien alegre. Independiente. Decidido. 
Pepo se quedó dos meses y se sintió listo, dijo que quería regresar. Pepo se fue feliz. La libertad hace feliz. 

La mayoría del tiempo tenemos definición de diccionario para esa palabra: libertad.

Al día siguiente Pepo vino en moto. Nos miró de lejos y pitó sonriente. Se fue.
El pueblo es pequeño y la gente habla, dijeron que Pepo estaba feliz pero que se ponía cadenas una que otra vez a la semana. 
Una se pone triste pero a la larga se acostumbra a esas noticias.


HOY
Pepo volvió. 
Pepo está más flaco. 
Mira el piso todo el tiempo. Se muerde el labio. A veces se rasca la cabeza.
"Ay hombe". "Mirá tu". "Bueno...". "hombre". -dice Pepo.
Pepo vino acompañado. A un lado un dragoneante y al otro un civil: los dos de la familia Inpec.
Pepo esta preso... esta casa es su prisión domiciliaria. 
"Le pusieron" 48 meses. Le pusieron una "pulsera", un "reloj". Hacen que camine para que el monitor del "reloj" reconozca el perímetro. Los monitores para prisión domiciliaria están hechos para casas de tamaño normal, aquí Pepo solo puede ir hasta el baño y la cocina. 
El resto de la casa le queda grande (literalmente).

La falta de libertad deprime.
La mayoría del tiempo tenemos definición de diccionario para esa palabra: libertad.

Yo me di cuenta, estaba pasando algo importante: Vi mientras le ponían la pulsera en el tobillo. Yo vi.

Quiero decir dos cosas:
1. La diferencia entre una puerta y una rueda es que la puerta se mueve, pero no avanza. La mayoría del tiempo tenemos definición de diccionario para esa palabra: libertad.

2. Lamentablemente la cárcel no resignifica las  potencialidades de las personas privadas de la libertad. Lamentablemente el proceso judicial a veces no llega a la etapa de resocialización y rehabilitación de la población reclusa. Lamentablemente a veces solo retrasa los hechos, hierve la sangre o esconde a las personas.
Dios es el único juez que disciplina y sana. 
Si, dije: Juez. Tranquilo, no pasa nada. Es real pero no significa que tenga látigo, ni que envíe castigos que buscan encontrarlo con la misma insistencia con que la muerte buscaba encontrar a los personajes de "destino final"
Tranquilo que la justicia divina no cabe en verbos, ni en sustantivos (no voy a cantar a Arjona). No se explica, se escucha. No se entiende, se cree. No se practica, se confía. No existe, es. 
También dije: sana.

domingo, 22 de mayo de 2011

a n i m a l o g i a

Hace mucho no usaba esta sábana. Fue un regalo que dejé guardado en la casa de mi mamá, así que ahora que estoy aquí... vuelve a ser mía.
En realidad solo quiero mostrar lo linda que se ve mi sábana de cuadritos al lado de este pollo...
Este lugar me enseña muchas cosas y me encanta el lenguaje en que lo hace... Creo que me la paso sonriendo: despertarme y ver una vaca al lado de 13 patitos que apenas pueden caminar. Voltear la mirada y encontrar dos perros indefinidos que no dejan de jugar. Entrar a mi cuarto y encontrar una gallina acostada sobre la cama.
.You are around.

martes, 3 de mayo de 2011

bald bold bald



Mi cabeza siempre había estado aquí pero no la conocía tanto como ahora... todos sus chichonsitos son claros y conocidos para mi. Están más expuestos por lo que me da más frío pero es más fácil cuidarlos.
Yo creía que el cabello seco estaba bien y mi cabeza era su lugar... pero estaba muerto ese cabello... Este es un tatuaje mental, que habla de lo que el cielo ha hecho por mi... change my mind, the world as I knew it.

Al principio corté pero no tanto como debía pues cuando iba a entregar el regalo me di cuenta que estaba sólo dándole la mitad prometida. Como consumir heroína y marihuana y solo entregar la heroína. Así que regresé y terminé lo comenzado. 
La número 2 fue la elegida. 
Now I'm bald, and I'm not a mess, I'm a beautiful fractal. 

And... I believe :)

Es extraño bañarse... el shampoo casi no "entra"... pero luego se siente muy bien cuando me paso la toalla por la cabeza.


tattoo #1. exercice # few. Hay capitán a bordo



lunes, 14 de marzo de 2011

f r a c t a l


Miércoles de Marzo.
El viaje que se supone duraría como máximo 16 horas, va en 20 y todavía me faltan 4. Un tanto desesperada mientras espero al resto de pasajeros que almuerzan en un restaurante que para mi sólo ofrece manzanas verdes… decido escribir.
 Una hormiga camina por mi teclado, cosa que nunca ocurriría en mi ciudad natal, el calor definitivamente se hace notar. Escribo en word pues aqui no hay internet para meter estas letras en el blog… me hace falta el dibujito de París, aunque no es tan incómodo como escribir en papel de poco gramaje… en fin, otra hormiga.. ¿de dónde vendrán?
Me gustan esos raticos de la vida en los que siento que estoy escribiendo historia. La mía. 
Y aunque no sé exactamente qué va a pasar o cuánto tiempo va a durar, me alegra saber que con todo esto mucho va a cambiar.
Arranca este gran carro, así que escribiré luego porque me da mareo.
Antes…: me gusta ver el cielo. 
He viajado dos veces en los últimos 3 meses, las dos han sido en diferentes medios de transporte. Me gusta ver el cielo desde arriba, sintiendo que soy parte de toda la belleza, si bajara del avión podría cuidar el jardín de algodón como si fuera mío. Pero también me gusta desde acá, haciéndome consciente de la inmensidad, diminuta humanidad. Ademas hay polarizador en las ventanas,,,

video

Lunes de Marzo.
Me he mudado tres veces en nueve meses... pronto llegará la cuarta. Este es un blog de viaje. Viaje de tiempo completo, porque viajar es una actitud de vida.
Hay que hacer silencio y escuchar. Hay capitán abordo : )
Recuerdo claramente escuchar "Fibre de verre" mientras venía a este lugar. Particular brinquito en la panza. ¿Qué se sentirá escuchar "Latinoamérica" de calle 13 mientras se mira Londres?
Hoy bajé un limón de un árbol, luego vi talar pedacitos de ramas para hacer sillas. Miro por la ventana y veo a dos de ellos sembrar maíz...

what a beautiful mess, soy un fractal feliz :D
circo de marzo 

lunes, 7 de marzo de 2011

I have no date or time on the calendar.

Too many shadows in my room
too many ours in this midnight
too many corners in my mind
so much to do to set my heart right 
Oh it´s so long I could be wrong, I could be ready
but if take my heart´s advice I should assume it´s still unsteady
I´m in repair, I´m in repair
Stood on the corner for a while
to wait for the wind to blow down on me
Hoping it takes with it my old ways
and brings some brand new luck upon me
I´m in repair
Oh, yeah, I´m never really ready
Oh, yeah, I´m never really ready
I´M IN REPAIR
I´m not together, but I´m getting there
by John Mayer
 "He has divided it up into pieces and has handed us the box with the instructions to put the life back together again"
God hunger

spanglish it is
: )

domingo, 6 de febrero de 2011

extrañar arde pero sana

Es la primera vez que dejo el nombre de la entrada para el final, y es que esta vez me costó exactamente 37 días volver a escribir... Escoger el tema del nuevo blog es por lo general algo que no hago, simplemente el momento de la catarsis aparece, como cuando se riega la leche en la estufa, la cosa hierve y hierve hasta que el reguero queda hecho. Esta vez es como si tuviera muchas ollas chocolateras a fuego lento y necesitara escoger a cual debo subirle el fuego, pero... son tantas.  Por eso hoy, a las 9:41pm decido subirle la llama a una olla que he cocinado por varios años: I hate to miss people.

El asunto de despedirse no me molesta tanto como el asunto de extrañar.

Y bueno, definitivamente estos días han sido una dicotomía de emociones (como diría mi próxima sujeta a extrañar), todo el tema de la despedida: la recopilación y selección de recuerdos... Is time to move me dijo el puño bíblico del día, así que sí, se siente bien el hecho de cerrar el ciclo, pero por otro lado está el asunto de haber vivido 6 meses en estas paredes, de haber aprendido, con certeza, tanto como se puede aprender al decidir vivir solo... Y es que a los humanos, cuando aprendemos, nos cuesta dejar ir al maestro. Pero hoy entendí que el maestro nunca me deja y que yo puedo ESCOGER nunca dejar al maestro, pero siempre tengo que estar dispuesta a la innovación en sus métodos. En fin... me estoy pasando pa otro fogón.

Yo recuerdo extrañar desde que tenía más o menos 10 años cuando aprendí por medio de una canción de Laura Pausini, que el Marcos del momento (uno de mis hermanos) "se había marchado para no volver": no me había dado cuenta de que él vivía, en ese entonces, en una ciudad diferente de la mía, una vida diferente de la mía. Luego y de una forma muy distinta, extrañé a mi papá. Luego, un 20 de Enero, si mal no recuerdo, extrañé a mi otro hermano y creo que ese día descubrí la repulsión natural por este asunto. Él se fue el 19 y yo, como raro, no lo sentí en el momento, pero en la mañana del 20 desperté con la grabación de una de sus canciones, como cuando la música se mete entre el despertar y el sueño, así que en medio de esa extraña y agradable sensación empezó lo detestable, una película de recuerdos que ARDEN.
Hasta que por fin desperté.
Luego extrañé a mi mamá cuando me despedí para irme a estudiar. Luego he extrañado abuelos, una amiga, otra vez a mis hermanos, más amigos, también sentí dos veces la extrañes irremediable: la de la muerte, y después de eso volví a extrañar a mi papá, a uno de mis hermanos otra vez (esa me pasa con regularidad), a la primera ilusión de amor, a unos cuantos amigos, a mi mamá. Y... y...  resulta que todavía no extraño, pero sé que en un par de días voy a extrañar a mi mejor amiga y unos cuantos personajes más.

Pero.

Pero resulta que aunque es real que detesto la cosa, aunque es real que me molesta exponerme conscientemente a la situación o mucho más, encontrarme sorprendida con tener que dejar ir... En todo este tiempo he entendido que cuando se extraña, se cuida con el pensamiento, se ama.
De repente pienso en que cuando alguien se raspa le ponen alcohol, y arde... pero sana. Pienso en que extrañar de verdad arde, pero también pienso que cuando extrañamos valoramos, planificamos, reparamos (o pensamos cómo hacerlo), soltamos, reímos solos, hablamos (o escribimos) sobre el asunto y lo mas importante: dependemos del que siempre permanece.

Creo que la olla todavía no hierve, pero ahí va. Por ahora parece que encontré titulo, me voy convenciendo en el camino...: extrañar arde... pero sana.