viernes, 15 de octubre de 2010

tic tac, sensaciòn de 01:11am


querer es un acto que implica decir palabras en voz alta, un acto que en si mismo es un desequilibrio de la razón. El mismo desequilibrio que me produce escoger lanzarme al viento, parapentìstica cosa ... el vertigo de escribir, el vertigo de cantar, el vertigo de dibujar, el vertigo de crear, el vertigo de hacer cine, el vertigo de sentir, el vertigo de creer, el vertigo de vivir.

 
el vertigo de escoger una escena de silencio.

"yo.  El espacio austero y vacío se contamina con el sonido de la voz de un escandaloso narrador radial, proveniente de los audífonos de Clara. Ella se quita el casco y la maleta, saca de esta un gorro plástico, un periódico, una sombrilla de colores, una grabadora antigua, un delantal, una agenda desgastada, un par de cubiertos y un juego de cartas que deja arrebatadamente sobre la pequeña mesa de centro. Luego se quita su chaleco fluorescente y el vistoso abrigo púrpura que cubre su cuerpo.  Clara transporta su comodidad, la saca, la guarda, la carga... como si la tranquilidad fuese algo que se viste.

Don Guillermo en su habitación, en absoluto silencio, esparce con delicadeza el óleo de un pincel sobre un lienzo blanco hasta que escucha un molesto ruido que proviene de la sala, gira su mirada hacia la puerta de la habitación y se dirige a ella.


El absurdo encuentro solo funciona en imagen. 

me and you. you and me. me and you and everyone we know
y siempre la misma conclusiòn

video

transtornas mi universo, reconstruyes todo lo que creo que sè
j`t aime
 el tiempo detenido espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario